La igualdad es uno de los principios fundacionales de Estados Unidos: “todos los hombres son creados iguales” y Tim ha dedicado su vida a intentar nivelar el campo de juego para todas las personas. Tim comenzó su carrera como abogado de derechos civiles, defendiendo a personas que habían enfrentado discriminación racial por parte de bancos, arrendadores, firmas de bienes raíces y gobiernos locales. Durante su época como gobernador, promovió la igual protección al prohibir la discriminación contra los empleados estatales por motivos de raza, sexo, color, origen nacional, religión, orientación sexual, edad, afiliación política, condición de veterano o discapacidad.

Tim sabe que la diversidad y la inclusión fortalecen nuestras comunidades. Es por eso que se ha opuesto abiertamente a la agenda del presidente Trump para prohibir a los musulmanes ingresar a los Estados Unidos, deportar a millones de personas que solo conocen a los Estados Unidos como su hogar y dar más poder a los nacionalistas blancos que harían retroceder a Virginia y los Estados Unidos. Sabe que aunque la igualdad matrimonial es la ley del país, los estadounidenses LGBTQ aún enfrentan muchas batallas en la lucha por la igualdad: es por eso que está luchando para aprobar protecciones laborales para la comunidad LGBTQ, para que ninguna persona en Virginia pierda su trabajo nuevamente debido a su sexualidad u orientación sexual. Ha sido un orgulloso defensor de los derechos de los votantes, patrocinando legislación para restaurar las disposiciones clave de la Ley de Derechos Electorales y trabajando para ampliar la votación anticipada y el acceso a las urnas para todos los residentes de Virginia.

Next Issue

Lucha Contra La Violencia Con Armas De Fuego

No te pierdas las noticias importantes de la campaña

INSCRÍBETE PARA BOLETINES